casco antiguo madrid hostal vitium

Conociendo el casco antiguo de Madrid

Probablemente la mayoría de los viajeros de todo el mundo, a la hora de descubrir una ciudad nueva, suelen empezar su aventura por el casco histórico del lugar. Madrid no es una excepción. Y no importa si uno decide conocerlo acompañado por un guía turístico o prefiere descubrirlo solo, todos acaban enamorándose de los rincones más antiguos de la ciudad. La parte del casco antiguo de madrid que recomendamos recorrer es también conocida como Madrid de los Austrias, y abarca algunos de los lugares más emblemáticos, como Plaza Mayor, Plaza de la Villa, Plaza Oriente y Palacio Real. Y lo mejor de todo, es que todo ello podemos recorrerlo tranquilamente en un par de horas. Así que vamos a empezar el recorrido por la parte más popular del casco antiguo de Madrid – Plaza Mayor.

Los secretos de la Plaza Mayor

Plaza Mayor casco antiguo madrid vitium urban

Sin duda es un lugar imprescindible y favorito de muchos. Se encuentra en pleno centro de Madrid, solo a unos pasos de Puerta del Sol. La plaza Mayor acaba de cumplir 400 años el pasado    año. Hace más de cuatro siglos, Felipe II encargó la remodelación de la plaza Arrabal, sus reformas luego fueron continuadas por sus sucesores, Felipe III y Carlos II, y finalizaron su obra en el año 1619 a cargo de Juan Gómez de Mora.  Uno solo puede imaginarse las historias que podrían contar sus muros si hablasen. Ha sufrido tres incendios mayores y varios atentados. Sus cuatro farolas en cada esquina, aparte de ser un elemento decorativo, narran en sus relieves los acontecimientos más importantes que sucedieron en este lugar, como corridas de toros, varios mercados, coronaciones, hasta autos de fe y ejecuciones.

Sus balcones han sido testigos durante varios siglos de mucha alegría, pero también de gran violencia. Es curioso que los propietarios de las casas de la plaza, tenían obligación de ceder sus balcones a los más poderosos de la ciudad durante los eventos y celebraciones principales.

arco de cuchilleros casco antiguo madridUno de los edificios más importantes es La Casa de la Panadería, que ha sufrido varias remodelaciones durante los últimos cuatro siglos. En frente de la misma se ubica la Casa de la Carnicería, reconstruida siguiendo el estilo y la arquitectura de la casa vecina. Antiguamente era un almacén general de carnes para abastecer los mercados de la Villa, de ahí nace su nombre. Aunque también siempre ha sido uno de los edificios más misteriosos de la zona. Los datos sobre su construcción son escasos, tampoco se saben las fechas exactas de su inicio.

La plaza tiene nueve arcos de entrada, y uno de los más famosos se considera el Arco de Cuchilleros. El origen de su nombre está en la calle de Cuchilleros a la que da salida. Ahí estuvieron los talleres del gremio de cuchilleros que suministraban sus artículos a los carniceros del interior y aledaños de la plaza Mayor.

Existen muchas más curiosidades acerca de este histórico lugar. Una de ellas está relacionada con la estatua de Felipe III y su caballo en el centro de la plaza. Inicialmente se ubicaba en la Casa del Campo y el caballo tenía la boca abierta. Después de su traslado, la estatua ha sufrido varios atentados. Uno de ellos reventó la panza del animal debido a un explosivo introducido por la boca del caballo, es por ello que encontraron decenas de pájaros muertos en su interior. Los pájaros, al parecer, al entrar por la boca no podían salir y acababan muriéndose dentro de la estatua. Para acabar con estos desafortunados accidentes, decidieron tapar la boca del caballo de Felipe III.

Después de conocer un poco la historia de la Plaza Mayor, es imprescindible una parada en una de las tabernas emblemáticas, escondidas en los callejones de la plaza, para probar el mítico bocadillo de calamares. Y para los que prefieren una variedad de tapas más amplia, recomendamos parar en el Mercado de San Miguel. Es el mercado de hierro más antiguo de Madrid, construido en el año 1916.

Plaza de la Villa

plaza de la villa casco antiguo madrid

Si seguimos por la calle Mayor, llegamos a la Plaza de la Villa, cuya fachada principal se encuentra rodeada de tres edificios de gran valor histórico, levantados en diferentes siglos: la Casa y Torre de los Lujanes, Casa de los Cisneros y la Casa de la Villa. La última era la sede antigua de Ayuntamiento de Madrid. Esta plaza tenía gran importancia en el Madrid medieval por su ubicación, donde se cruzaban las principales entradas a la ciudad, y donde muchas luchas de espadas tuvieron lugar. La Casa y Torre de Lujanes, construidos en el siglo XV por la familia Lujanes, son unos de los edificios más antiguos del casco histórico.

Catedral de la Almudena y Palacio Real

Catedral de la Almudena

catedral de la almudena casco antiguo madrid

Caminando un poco más pasamos por la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas, también conocida como Iglesia de Sacramento, cuya construcción empiezo el siglo XVII. Y al final de la misma calle se encuentra la Catedral de la Almudena. Se trata de una catedral relativamente moderna comparando con las demás iglesias de culto católico en el centro de Madrid. Su construcción empezó el año 1883 y duró 100 años justos.

Palacio Real

palacio real casco antiguo madrid hostal vitium

Ubicado cerca de la Catedral, es imposible perderse el majestuoso Palacio Real de Madrid. Con sus humildes 3748 habitaciones, es uno de los palacios más grandes del mundo. Fue construido por órdenes de Felipe V a mediados del siglo XVIII y, aunque los reyes actuales no viven ahí, se sigue utilizando para ceremonias de Estado y actos solemnes. Por cierto, se dice que, al parecer, teniendo tantos rincones inhabitados, es imposible de no tener algún fantasma o dos vagando por el palacio.  Durante las obras de su construcción varios obreros aseguraron haber visto a distintos espectros y demonios en sus fachadas, y se negaron a seguir trabajando en él. Para calmar a sus trabajadores, Felipe V encargó al edificio un exorcismo y los operarios fueron lavados con agua bendita.

Plaza de Oriente

Si seguimos dando un paseo por la zona nos encontramos la Plaza de Oriente, junto al Palacio Real. Ahí podemos observar muchas estatuas de reyes godos, entre las que destaca la estatua de Felipe IV, obra del siglo XVII de Pietro Tacca. Está considerada como la primera estatua ecuestre del mundo sujetada únicamente por las patas traseras del caballo. Merece la pena mencionar un detalle para los más curiosos… antiguamente las mismas estatuas se encontraban en lo alto del Palacio Real, pero después de que Carlos III tuvo un sueño en el que una de ellas fue empujada para matarlo, ordenó quitar la mayoría y colocarlas en la Plaza de Oriente y en Parque del Retiro.

Para quien quiera seguir de paseo por el casco antiguo de Madrid, recomendamos dirigirse hacia el sur. Por ahí llegan a cruzar el Viaducto de Segovia, también conocido como el Puente de los Suicidas. Sin dar explicaciones, uno puede intuir de dónde proviene este nombre, es por ello que se pusieron unos cristales de seguridad. Al cruzar el puente, tenemos varias opciones para volver callejeando hacía nuestro punto inicial, la Plaza Mayor, y seguir conociendo de cerca el barrio de los Austrias de Madrid. Puede ser interesante conocer esta parte de la ciudad con un guía profesional ya que sus callejones y edificios más antiguos guardan muchos misterios e historias. ¿Son reales, o son solo leyendas urbanas? Esto ya lo dejamos que lo decidan y descubran los viajeros.

vitium hostal madrid gran via

Entrada anterior
Romantic plans for you to enjoy Madrid as a couple
Entrada siguiente
Visit the Old Town of Madrid
Call Now Button