5
0
La plaza mayor de madrid

¿Quieres hacer turismo por Madrid? ¿Visitas la ciudad y deseas aprovechar para visitar algún rincón especial de la capital? La Plaza Mayor de Madrid es una visita obligada si deseas conocer los lugares más emblemáticos de la ciudad.

Madrid tiene muchos rincones especiales para realizar visitas turísticas, y la Plaza Mayor es uno de ellos. Allí, a escasos metros de Puerta del Sol y junto a la Calle Mayor, se respira un ambiente muy especial.

Cuatrocientos años de historia esperan a los turistas en la Plaza Mayor de Madrid

La Plaza Mayor de Madrid atesora cuatro siglos de historia en los que ha sido testigo de momentos muy importantes, y también de todo tipo de escenas costumbristas de la vida cotidiana de los madrileños.

Por allí han pasado desde reyes hasta artistas callejeros. En sus soportales encontraban cobijo los talleres de los artesanos y en el mercado de la villa circulaban todo tipo de mercancías. Fue en la Plaza Mayor donde se beatificó a San Isidro, y también donde muchos fueron ejecutados en el patíbulo por las autoridades de otra época.

Un espacio de grandes contrastes que se convirtió en uno de los más importantes núcleos de la vida madrileña desde el siglo XVI.

El pasado mes de febrero, la Plaza Mayor de Madrid cumplía los 400 años de historia, un honor que se celebra con todo tipo de actos organizados por el ayuntamiento, y que durarán 2 años.

Consejos y recomendaciones para ver en la Plaza Mayor de Madrid

El gran valor arquitectónico que los edificios de la plaza porticada, con sus 94 metros de ancho por 129 de largo, y los 237 balcones que acumulan sus cuatro fachadas ya es bastante impresionante. Pero si quieres sacar el máximo jugo a tu visita turística a la Plaza Mayor de Madrid, tres son los elementos en los que debes fijarte:

1.      El Arco de Cuchilleros: la Plaza Mayor tiene 9 puertas de acceso, y la del Arco de Cuchilleros es la más popular.

Su nombre se debe a que el acceso se realiza desde la calle Cuchilleros, lugar donde se asentaban los talleres del gremio dedicado al oficio.

También se conoce como calle de la Escalerilla de Piedra, dado que se accede a la plaza descendiendo una pronunciada escalinata que corrije el desnivel existente entre la esquina suroeste de la plaza y la Cava de San Miguel.

2.      La Estatua ecuestre de Felipe III: la imponente estatua equestre de Felipe III fue un regalo del Duque de Florencia, encargado a Juan de la Bolonia y Pietro Tacca en 1616. Aunque es el principal distintivo de la Plaza Mayor, el monumento estuvo en Casa de Campo hasta el siglo XIX.

3.      Escudo de Armas de Carlos II: la Casa de la Panadería es el edificio más emblemático de la plaza. Empezó a construirse en 1590 y fue el primero de los edificios. La fachada, decoradar por Carlos Franco, ostenta en la parte superior central un escudo de armas de Carlos II que data de alguna fecha posterior a 1668.

El blasón incluye el símbolo de Granada en el centro, las armas de Castilla y de León, las de Aragón y Sicilia, las de Austria y de la Borgoña moderna, de la Borgoña Antigua y Brabante y las de Flandes y el Tirol.

Si te animas a visitar la Plaza Mayor de Madrid, los jueves el ayuntamiento organiza visitas guiadas como parte del programa Madrid para Todos, en las que podrás descubrir todos los secretos que guarda celosamente este núcleo turístico madrileño.

Y si quieres que tu visita a la ciudad sea perfecta, puedes hospedarte en Vitium, nuestro hostal boutique.

Un alojamiento repleto de glamour y comodidad en un edificio histórico en plena Gran Vía. La guinda del pastel a una ruta turística por Madrid. ¡Te esperamos!

Share It On